La “crueldad” de Cleon Peterson: un espejo oscuro e inquietante de la angustia y la violencia social

"Cruauté" de Cleon Peterson : Un Miroir Sombre et Envoûtant de la Détresse Sociétale et de la Violence

Sumérgete en el oscuro e inquietante mundo de Cleon Peterson , artista afincado en Los Ángeles, con su última exposición, “Cruelty”. Este trabajo, presentado por la galería Over The Influence, con sede en Hong Kong, explora los inquietantes reflejos de la angustia social y la violencia en nuestro tiempo. “Cruelty” tiene como objetivo cautivar al público a través de visiones oscuras de las dinámicas de poder modernas que resuenan universalmente.

Un espejo de la realidad:

Peterson no busca reinventar la historia, sino afrontarla. Destaca aspectos como la difícil situación de la sociedad y anima a los espectadores a afrontar algunas de las facetas más feas de la naturaleza humana, pasada y presente. En esta nueva exposición, Peterson presenta un mundo que evoca un estado de ánimo atmosférico oscuro, que se distingue por una intensidad diferente a la de algunas de sus obras anteriores.

Una nueva profundidad:

Gracias a una paleta de grises y al uso innovador del sfumato, una técnica de degradado sutil, las pinturas de Peterson poseen una profundidad única que desdibuja la línea entre la realidad y el sueño. Además, la mayoría de las obras presentan pistolas, casquillos de bala y calaveras, elementos que no aparecieron con frecuencia en sus obras anteriores y que contribuyen a lo que puede percibirse como una alucinación de pesadilla.

Una mezcla perversa:

Si mezclar la urgencia muscular de un futurista como Umberto Boccioni con el absurdo abyecto de artistas como Otto Dix o George Grosz parece perverso, es importante entender que el tema de Peterson es la dinámica del conflicto mismo. El futurismo nació de un sentimiento de impotencia y humillación, que hizo que sus seguidores recurrieran al autoritarismo y la violencia.

Una reflexión sobre el pasado y el futuro:

En este nuevo trabajo, Peterson cuestiona cómo se pueden manipular las percepciones subjetivas del pasado y del futuro para justificar acciones en el presente. A través de su protagonista, Peterson comparte cómo la nostalgia por el pasado, las aspiraciones, las reflexiones críticas, los temores ansiosos y la esperanza ilusoria de utopías perdidas o futuras pueden conducir a actos de barbarie.

Un mundo de caos:

"En este mundo, el caos y la confusión se convierten en la norma; no hay esperanza de un futuro mejor, no hay posibilidad de redención o salvación, y no hay espacio para la libertad individual. La única manera de seguir es ser reclutado para servir con odio, división y castigo en una lucha brutal por la supervivencia que finalmente nos destruirá a todos”, comparte el artista.

Un mensaje del artista:

Peterson nos recuerda que hemos entrado en una nueva era de crisis global. El miedo, la desesperación y la ansiedad existencial modernos se han vuelto comunes y relegados al inconsciente. El individuo camina por las calles con una sensación de alienación y de que la sociedad, cooptada por la tecnología de los medios, la política y una corriente subyacente de odio y confusión, se está desmoronando. Las ideas que nos han vendido durante tanto tiempo, de que la tecnología y la compasión humana nos salvarán de nuestra naturaleza oscura, se parecen cada vez más a un pensamiento mágico.

Una nueva crisis:

La ética humana y nuestro conocimiento compartido de la verdad histórica parecen estar desvaneciéndose, reemplazados por la idea todopoderosa de que todo es "sólo un trato" y que debemos aceptar lo que podamos conseguir ahora. En nombre del poder, los políticos convocan a las turbas a la violencia y exigen nuestra indignación y atención con promesas de devolvernos a un pasado que nunca existió o prometernos futuros que nunca existirán. Al mismo tiempo, los capitalistas nos ofrecen redención y significado a través de lo último que nos conecta a todos: el consumo.

Una primicia en París:

La exposición marca la primera colaboración de Peterson con la galería en su ubicación de París y la cuarta con Over The Influence a escala global. Los espectadores interesados ​​podrán descubrir las obras hasta el 29 de julio.

DIRECCIÓN :

Sobre la influencia 2 Rue des Saussaies 75008 París, Francia

Para obtener más arte, consulte las obras nostálgicas de Adam Handler en la exposición “For You” curada por VILLAZAN.

Puede que te interese

Interview avec TAKU : Fusion entre Art visuel et culture Japonaise
Interview avec Romain Pisa : Une Source d'Inspiration à l'Ère Numérique

Dejar un comentario

Todos los comentarios se revisan antes de su publicación.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.